Recibo

Usted siempre tiene derecho a obtener un recibo cuando compra. Es la prueba de lo que compró, cuándo lo compró y cuánto pagó. Guarde sus recibos para que sea más fácil para usted defender sus derechos como consumidor.

Cuando compra algo en una tienda, el vendedor debe ofrecerle un recibo. Las disposiciones de la Ley se aplican a los pagos en efectivo, es decir cuando paga con tarjeta de débito o billetes y monedas. Usted puede obtener el recibo en papel o un recibo electrónico.

Guarde su recibos - pero no es obligación

Si desea reclamar un producto, hacer uso de la garantía, compra abierta o derecho de cambio, debe demostrar que ha comprado el artículo en la tienda. El recibo es una forma sencilla de comprobarlo, pero no está obligado a guardarlo. Si puede demostrar su compra de otra manera también está bien, por ejemplo con un extracto de la cuenta bancaria o un recibo de pago con tarjeta.

Cuando haga compras grandes o importantes guarde los recibos más de tres años. Si es dueño de una casa y ha pagado reparaciones, guarde los recibos durante el tiempo que viva en la casa.

El texto fue traducido del sueco. Tenga en cuenta que la traducción puede ser ligeramente diferente del texto original. La fuente solamente ha revisado el texto sueco.

Tipsa om sidan